Nuestra web utiliza cookies. Si continúa navegando, está aceptándola Aceptar | Puede ver nuestra política de cookies, aquí.
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
  • РУССКИЙ

Geometría y Arquitectura Sagrada

La Geometría y Arquitectura Sagrada está muy relacionada con el tema de los Dólmenes y Menhires, tratado en otra de nuestras secciones. Haremos un pequeño acercamiento en lo referente a la Basílica de Santa María del Mar en Barcelona, además del tema urbanístico que tiene una vital importancia desde la época anterior a los romanos, cuando se cree que los fenicios alcanzaron las costas, y de cuando los layetanos vivían cerca del Monte Táber o en el Montjuic. Analizaremos algunos tópicos como los siguientes: Templos pre-romanos y romanos, la fundación por el Emperador Augusto (en base a los textos de Vitruvio), la Vesica Piscis, las Fortificaciones (Vaubun, pentágonos, Ciutadella), el ensanche de Ildefons Cerda, la Exposición Universal de 1888, la Exposición Internacional de 1929, y el cambio urbanístico debido a la celebración de la Olimpiadas de 1992.
Si desea descubrir más detalles, reserve nuestra ruta El Casco Antiguo de Barcelona.
Iniciamos este pequeño acercamiento al tema con la Basílica de Santa María del Mar:


Basílica de Santa María del Mar y la tradición de Santa Eulalia

Santa Maria del Mar Barcelona


Un libro de 1878 nos muestra que la Basílica de Santa María del Mar es uno de los templos más antiguos de la ciudad, que es donde se encontraron según la tradición, los restos de Santa Eulalia, la antigua patrona de Barcelona hasta el año 1687 (ya que ahora la patrona es la Virgen de la Merced, y es co-patrona junto a Santa Madrona), y posiblemente del Principado de Cataluña. Un cronista del siglo XVI atribuye su fundación a los godos (ya sabemos que la Basílica de Santa María del Mar fue construida por el arquitecto Berenguer de Montagut y su ayudante Ramón Despuig, y era el templo de los armadores y mercaderes de la Barcelona gótica), en ‘La ilustración española y americana’, Año XXII, Núm. 15. del 22 de abril de 1878, se narra que la primitiva Basílica se llamaba Santa María de Las Arenas (Santa Maria de Les Arenes), este mismo autor señala que se llamaba así por hallarse situada en la misma orilla del mar, y que se construyó sobre los restos de un anterior templo paleocristiano dedicado a Minerva (Menrva [etruscos] = Minerva [romanos] = Atenea [griegos]), aunque estudios muy recientes como el del ‘Grup de Recerques en Antiguitat Tardana’ de la Universidad de Barcelona, nos señalan que la ubicación de la Iglesia es la misma en donde se situó en tiempos romanos, el anfiteatro de Barcelona, de allí el real nombre de las arenas, y la razón no sería su cercanía directa en tiempos antiguos con el mar, aunque el misterio continúa.

Minerva Menrva Atenea
Imágenes: Minerva - Menrva - Atenea

La historia reciente, por muchos conocida, respecto a su construcción, es que se inició el año 1329, y finalizó en 1377, que consta de 3 amplias naves, todo de estilo gótico catalán, separadas entre sí por grandes pilares Octogonales que sostienen 19 arcos y elevadas bóvedas, y a su alrededor tiene 33 capillas consagradas al culto.

Llama la atención el número 33 de capillas consagradas (grado más alto en la masonería del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y la edad que se conoce generalmente como la de Jesucristo al morir en la Cruz), y que se haga referencia en ese escrito, de un antiguo templo romano dedicado a Minerva, siendo que probablemente no fuera dedicado a ésta, sino que más bien a Venus, de los romanos, conocida también como Isthar en Mesopotamia, Astarté de los fenicios, o más bien, siendo aquellas reminiscencias de la diosa ISIS del Antiguo Egipto. Ya veremos cómo hay un hilo conductor sutil que une la adoración a Venus, y encaja con la famosa leyenda de la antigua patrona de Barcelona, y también de los marineros, Santa Eulalia.

Santa Eulalia (1879) Museo de Historia de Barcelona
Imagen: Santa Eulalia (1879) - Museo de Historia de Barcelona

Astarte Ishtar Venus de Milo
Imagen: Astarté - Ishtar - Venus

Diosa Isis Venus nacida del mar
Imágenes: Isis (Antiguo Egipto), Venus nacida del mar (fresco de Pompeya)

En el arte prehistórico, desde que se descubrió el año 1908 la llamada Venus de Willendorf, se les llama ‘Venus paleolíticas’ a las pequeñas esculturas femeninas de formas redondeadas. Aunque se desconoce el nombre de deidad realmente representada, el evidente contraste entre estas figuras de culto, obesas y fértiles, y la concepción clásica de Venus, ha supuesto mayor resistencia para la terminología. Venus se convirtió en un tema popular en la pintura y escultura del Renacimiento europeo. Como una figura clásica cuyo estado natural era la desnudez, era socialmente aceptable representarla sin ropas. Como la diosa de la salud sexual, estaba justificado un cierto grado de belleza erótica en sus retratos. Por otro lado la leyenda de la Alemania medieval de Tannhaüsser, es un interesante vestigio del mito de Venus que sobrevivió mucho después de que su culto fuera desterrado por el cristianismo (de esta leyenda podemos ver una pintura de John Collier, del año 1901, llamada ‘Tannhäuser en el Venusberg’, que representa a la diosa Venus, juntamente con otra pintura de John William Waterhouse, del año 1885, que de forma muy similar nos muestra a Santa Eulalia).

Venus de Willendorf Google images
Imagen: Venus de Willendorf

John Collier (1901), Tannhäuser en el Venusberg (Atkinson Art Gallery, Southport, Lancashire, UK)
Imagen: Pintura de John Collier (1901),’Tannhäuser en el Venusberg’ (Atkinson Art Gallery, Southport, Lancashire, UK)

John William Waterhouse (1885), Saint Eulalia (Inglaterra, Londres, Tate Gallery)
Imagen: Pintura de John William Waterhouse (1885), 'Saint Eulalia' (Inglaterra, Londres, Tate Gallery)

Recordaremos que Venus también se asocia con otros mitos, como el mito de Eurinome, con la madre de todas las cosas, surgida del Caos inicial, o con la diosa Cibeles, del Asia Menor, o con Afrodita en Grecia, que surgió entre las olas, tan desnuda y hermosa como de costumbre se la pinta, así el mar pasa a ser la cuna de la diosa y de ahí que en su principal santuario, en el de Pafos (actual Chipre), las sacerdotisas se bañaran ritualmente en el mar cercano, como una rememoración de su nacimiento.

Mito de Eurinome - Vaso Griego (Museo de Boston, Estados Unidos)
Imagen: Mito de Eurinome - Vaso Griego (Museo de Boston, Estados Unidos)

Cibeles (Museo Getty Villa, Pacific Palisades, California, Estados Unidos)
Imagen: Cibeles (Museo Getty Villa, Pacific Palisades, California, Estados Unidos)

Afrodita - Relieve Trono Ludovisi (Palacio Altemps, Roma, Italia) (Fotografía: Nguyen Marie-Lan)
Imagen: Afrodita - Relieve Trono Ludovisi (Palacio Altemps, Roma, Italia) (Fotografía: Nguyen Marie-Lan)

Santuario de Afrodita en Pafos (Chipre) (Moneda de Caracalla (198-217), dibujo de Antoniadi (1939))
Imagen: Santuario de Afrodita en Pafos (Chipre) (Moneda de Caracalla (198-217), dibujo de Antoniadi (1939))

Añadiremos, como dato intrínseco de Afrodita, que es quien rompe pronto a volar por los cielos, y lo hace acompañada de los gorriones y de las palomas, que son, entre otros, sus animales simbólicos (tal como las Ocas, que podemos ver en remembranza a Santa Eulalia, en la Catedral de Barcelona). Recordemos también el mito de Cibeles, aproximadamente del siglo V a.C., que nos narra acerca del oráculo de las Sibilas, que hablaba a través de las voces de las aves en su santuario, y la historia de Santa Eulalia, por lo que se conoce, es que fue una mujer que vivió entre los siglos III - IV d.C., virgen y que a la edad de 13 años murió martirizada en una cruz doblada, la tradición cuenta que al morir la gente vio una blanca paloma volar por los aires, por lo cual la Santa se convirtió también en la patrona de las aves, y es como en el mito de Cibeles, actualmente recordada con las Ocas, palomas y faisanes que se pueden ver en la catedral de Barcelona (así como en la ciudad de Lugo, España). Y ya que hablamos de la posible relación de Afrodita con Santa Eulalia, sólo indicar que en uno de los portales de la misma Iglesia podremos observar la figura tallada de la Virgen María tras una concha marina, imagen característica de la misma Afrodita griega o la Venus romana.


Sibila - John Collier (1891) - Priestess of Delphi (Art Gallery South Australia)
Imagen: Sibila - Pintura de John Collier (1891) - 'Priestess of Delphi' (Art Gallery South Australia)

 Martirio de Santa Eulalia (1452) (Museo Episcopal de Vic)
Imagen: Martirio de Santa Eulalia (1452) (Museo Episcopal de Vic)

Iglesia de Santa Eulalia de Lugo (Lugo, España) (Fuente: www.xunta.gal)
Imagen: Iglesia de Santa Eulalia de Lugo (Lugo, España) (Fuente: www.xunta.gal)

Vírgen en Iglesia Santa María del Mar (Portal del Paseo del Born, Barcelona, España)
Imagen: Vírgen en Iglesia Santa María del Mar (Portal del Paseo del Born, Barcelona, España)

Mencionaremos también brevemente al amante de Cibeles en la mitología griega, a la deidad-hombre Atis o Attis, que enloqueció por la diosa Cibeles y se castró el mismo (recordando este al mito de OSIRIS de la mitología Egipcia), este semi-dios provenía de Frigia, actual Anatolia en Turquía. En el arte se le representa con un gorro frigio, y aquí cabe hacer notar que el gorro frigio ha sido durante muchísimo tiempo uno de los símbolos de las hermandades masónicas, antiguamente este representaba al dios Mitra de la mitología iraní, en la época romana se le llamaba pileus, y era distintivo de los libertos, fue usado simbólicamente por los asesinos de Julio César, y durante la Independencia de EEUU y la Revolución Francesa, se usó como símbolo de la Libertad, aparece actualmente en varios escudos de naciones americanas, en un mosaico antiguo se puede ver a los 3 Reyes Magos portándolo en sus cabezas, ahora bien, el uso del sombrero en la masonería es uno de los enseres del atuendo más misteriosos, su uso ha sido común entre constructores de la antigüedad, al igual que el mandil y los guantes, el primero para protección de los elementos, y los otros para cubrirse de las rocas filosas en una cantera. Durante un rito, generalmente el que lo oficia tapa su cabeza ya que ésta es el receptáculo de la fuerza vital, la corona es el Chakra Supremo, por eso lo reyes llevan corona. En la Roma antigua, los frigios liberados llevaban un gorro, por eso representa la Libertad, en los misterios antiguos de Eleusis, el colocarle un gorro frigio a un iniciado se le indicaba "Recibe este gorro que es un símbolo más valioso que cualquier corona real". Sólo por mencionar un dato más respecto al uso del sombrero es que lo utilizan los judíos (gorro kiphá), que se coloca a la edad de 13 años donde se inician en la lectura de la Torá, el catolicismo en los sacerdotes al usar la tiara, y los obispos el bonete, en resumen: El gorro impide que el Maestro pierda energía y mantenga su capacidad de irradiar sus luces y conocimientos.

Atis (Museo del Louvre)
Imagen: Atis (Museo del Louvre)

Horus, Osiris, Isis (Museo del Louvre)
Imagen: Horus, Osiris, Isis (Museo del Louvre)

Mapa de Frigia (actual Turquía)
Imagen: Mapa de Frigia (actual Turquía)

Gorro (casco) Pileus (Antigua Grecia)
Imagen: Gorro (casco) Pileus (Antigua Grecia)

Gorro Frigio
Imagen: Gorro Frigio

Gorro Frigio (Revolución Francesa, La Libertad Guiando al Pueblo (1830))
Imagen: Gorro Frigio (Revolución Francesa, La Libertad Guiando al Pueblo (1830))

Gorro Frigio (Primera República Española, caricatura de Tomas Padro Pedret)
Imagen: Gorro Frigio (Primera República Española, caricatura de Tomas Padro Pedret)


Gorro Frigio (Estados Americanos)
Imagen: Gorro Frigio (Estados Americanos)

Gorro Frigio (Reyes Magos, San Apolinar El Nuevo, Ravena, Italia)
Imagen: Gorro Frigio (Reyes Magos, San Apolinar El Nuevo, Ravena, Italia)

Misterios de Eleusis
Imagen: Misterios de Eleusis

Tiara papal (Inocencio III)
Imagen: Tiara papal (Inocencio III)


Finalmente respecto al dios frigio Attis también podremos encontrar rastros de su culto en Barcelona, ya que hace poco, en el año 2000, fue encontrado un relieve de Attis en la antigua muralla de Bàrcino, fechado en la primera mitad del siglo I a.C., y según los especialistas el culto a Cibeles y Attis está presente desde el mismo momento de la fundación de Bàrcino, por el emperador Augusto en el siglo I a.C. El relieve encontrado tiene el código del Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona MHCB-7844, para quienes deseen investigar más acerca de esta pieza arqueológica. Mencionar además que la fecha de celebración de Cibeles con la resurrección de Attis, coincide con el 25 de Marzo, que es cuando ocurre el Equinoccio de Primavera.
Se han encontrado vestigios del culto a Attis en Tarraco, actual Tarragona, y hasta en Córdoba, al sur de España.

Atis (siglo I dC, Barcelona, Museo de Historia de Barcelona, MHCB-7844)
Imagen: Atis (siglo I dC, Barcelona, Museo de Historia de Barcelona, MHCB-7844)


Podemos ver por otro lado la representación que se hace de la Virgen en la Iglesia de Santa María del Mar actualmente, que es representada con una barca a sus pies, símbolo claro de la Virgen de las Arenas, o del mar, de los marineros, pero también es importante señalar que a la diosa ISIS del Antiguo Egipto se le representa también con una barca, así mismo la diosa Ishtar en la tablillas asirias. La ceremonia en el antiguo Egipto se celebraba en un monte, y la barca de Isis era llevada por los sacerdotes en procesión y se comían bollos marcados con el signo de la cruz Ankh. Notemos también el uso de la simbología de la barca de Pedro en la Iglesia Católica, que es el símbolo de la Iglesia, y las naves de las Iglesias tienen la forma de un casco de nave invertido, y que entonces aparece como una especie de instrumento de navegación celestial.

Virgen Iglesia Santa María del Mar (Interior) - Barcelona
Imagen: Virgen Iglesia Santa María del Mar (Interior) - Barcelona

Diosa Isis en la barca solar (Templo de Dendera, Egipto) (Fotografía: Olaf Tausch)
Imagen: Diosa Isis en la barca solar (Templo de Dendera, Egipto) (Fotografía: Olaf Tausch)

Inanna/Ishtar sobre una barca sagrada (Sumeria/Babilonia/Asiria)
Imagen: Inanna/Ishtar sobre una barca sagrada (Sumeria/Babilonia/Asiria)


Vitruvio y su relación con la disposición de los Templos en Barcelona romana

Según Vitruvio, el arquitecto romano más importante, y en cuyas obras se basaban los romanos para la construcción de sus ciudades, algunos templos como el dedicado a la diosa Venus, debían estar dispuestos fuera de los muros de la ciudad, y en este caso siguiendo las directrices de Vitruvio, probablemente (ya que no existe constancia histórica) el templo a Venus debería estar, mirando al mar, a un costado de las murallas de Bàrcino, es decir, donde antiguamente estaba situado el templo romano de Santa María de Las Arenas, y donde se han encontrado según la tradición los restos de Santa Eulalia, y donde algunos cronistas hablan de un templo mucho más antiguo, dedicado en este caso a la Astarté de los Fenicios, que en algún momento de la historia se cree que alcanzaron las costas de Barcelona, y muy probablemente hayan situado su templo a la diosa, donde hoy se levanta la majestuosa Basílica de Santa María del Mar.

Vitruvio
Imagen: Vitruvio


Mencionaremos también que la fundación de la Barcelona romana en el siglo I a.C. como la Colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Bàrcino (COL IVL AVG FAV PAT BARCIN), por el emperador Augusto, ciudad posteriormente conocida como Bàrcino, se llevó a cabo siguiendo los parámetros de fundación de ciudades romanas de Vitruvio, así, ésta fue fundada a muy pocos metros de la actual Plaza Sant Jaume, que es donde se utilizó para señalar el eje central de la ciudad romana, un ritual muy antiguo que se cree de herencia etrusca, en el cual se sitúa una especie de ’gnomon’ en un agujero del lugar elegido, y que mediante las sombras que marca el Sol al mediodía en determinadas fechas, se trazan los ejes Este-Oeste (denominado Decumanus), y Norte-Sur (denominado Cardus) de la ciudad romana nueva, variando en algunos casos particulares la orientación de estos ejes dependiendo de las características del terreno. Cabe mencionar que este sistema de fundación de ciudades es prácticamente igual en todas las culturas del mundo desde tiempos inmemoriales, y fue recogido por Vitruvio en sus obras. Este eje central desde el cual se construirá la ciudad romana, tiene un profundo significado esotérico, ya que señala el Axis-Mundi, o punto en el cual se unen los tres mundos (el subterráneo o mundo de los ancestros, el mundo físico en el que vivimos, y el mundo celestial o de las deidades). El lugar elegido para la fundación de Bàrcino, prontamente se convirtió en el Altar mayor del Templo de Augusto que se construyó allí, y del cual sólo quedan algunas columnas que podemos admirar en el Centro Excursionista de Cataluña. El Templo de Augusto fue el centro político, económico y religioso de la Barcelona romana, y hasta el día de hoy sigue siendo el centro administrativo de Barcelona, e incluso de Cataluña.

En el caso de Barcelona, el centro de este nuevo ‘mundus’ fue la parte más alta de una suave colina llamada Mont Táber (también llamado Monte del Milagro, que algunos creen provenir de la palabra Thabor, que quizás sus habitantes impusieron en tiempos remotos, para conmemorar el milagro de la Transfiguración del Señor, verificada según la tradición en el monte de igual nombre en la actual Israel, según nos cuenta en su libro ‘Barcelona Antigua y Moderna - Tomo L’, don Andrés Avelino Pi y Arimon). Por otra parte, según los estudiosos de las Ciencias Sagradas, el nombre de Monte Táber está relacionado con la palabra Tabernáculo, ya que en la Biblia, la Piedra sagrada o el Arca de la Alianza, se sitúa en el centro del Tabernáculo.

Rueda de molino en el sitio fundacional de Barcelona
Imagen: Rueda de molino en el sitio fundacional de Barcelona

Columnas romanas (Barcelona)
Imagen: Columnas romanas (Barcelona)

Placa romana de mármol con el nombre de Barcino (Museo de Historia de Barcelona)
Imagen: Placa romana de mármol con el nombre de Barcino (Museo de Historia de Barcelona)


Es importante comentar que generalmente las culturas que habitaban previamente las ciudades con una cierta sacralidad, ya situaban sus centros y eje central de las proto-ciudades, en el mismo lugar que las culturas posteriores, en la mayoría de los casos, en estas ciudades sagradas se encuentran colinas o cerros (en el caso de Roma y París con 7 colinas, en Barcelona podemos hablar también de 7 colinas o turós, aunque hay discusión aún en cuales serían correctamente estas siete, de los cuales 3 son los más conocidos: la Rovira, el Carmel y la Creueta del Coll), ejemplos innumerables que están siendo hace muy pocos años descubiertos existen, como por ejemplo el caso en América del Sur, de Santiago de Chile, en la que en su Plaza Mayor (actual Plaza de Armas) se fundó Santiago por los españoles, sobre un mismo eje central incaico ya previamente establecido bajo rituales idénticos a los que recoge Vitruvio de tradición etrusca. En el caso de Barcelona no es menor el hecho de que el pueblo layetano, previo a la llegada de los romanos haya situado sus centros tanto en el mismo Mont Táber, como en el Montjuic. Podemos imaginar entonces, que desde tiempos prehistóricos otros pueblos pre-layetanos ya habitaban los mismos lugares y elegían estos sitios de la misma manera posterior, señalando algunos de sus puntos con grandes menhires, como los que en el libro de Mireia Valls ‘La Barcelona Subterránea’, nos señala haberse encontrado en algunos lugares de Barcelona, como en Montjuic.

Santiago de Chile preinca (Posible sistema de ceques de Santiago (Bustamante y Moyano 2012) (Fuente: rupestreweb.info))
Imagen: Santiago de Chile preinca (Posible sistema de ceques de Santiago (Bustamante y Moyano 2012) (Fuente: rupestreweb.info))


Una hipotética Vesica Piscis y algunos símbolos en la ciudad

Como algunos ya sabréis, se llama Vesica Piscis a la figura geométrica que se forma al unir dos círculos de igual diámetro que al intersectarse en dos puntos dejan sus respectivos centros en el círculo del otro. Podemos encontrar interesantes puntos sobre el plano urbanístico de Barcelona en donde esta figura hipotéticamente está presente. Si cogemos un plano actual de Barcelona, y conectamos con una línea imaginaria las avenidas Paral·lel y Meridiana en el Reloj del Port Vell (o ‘Torre del Rellotge’ que en tiempos antiguos fue el Faro marítimo de Barcelona), como indicamos en nuestra sesión Alineamientos, y posteriormente trazamos una bisectriz desde el vértice del ángulo de 90 grados que se forma, en dirección al Norte-Oeste, veremos que esta bisectriz sigue el mismo trazado que el Cardus Maximus (eje vertical de la ciudad romana), y cruza por los siguientes puntos de importancia de Barcelona: Plaza Sant Jaume, Plaza Catalunya, Paseo de Gracia, el Obelisco de Av. Diagonal con Paseo de Gracia, llegando hasta la montaña mágica de Montserrat, varios quilómetros fuera de la ciudad. Si acotamos esta línea entre el Reloj del Puerto Viejo (Port Vell) y el Obelisco, nos daremos cuenta que cogiendo los otros siguientes puntos importantes de la ciudad, lograremos visualizar una Vesica Piscis. Los otros puntos que conformarían la construcción geométrica son los siguientes: como puntos de intersección de los círculos a la derecha tendremos la Plaza del Pedró (Plaça del Pedró) en el Raval, y a la izquierda el Arco de Triunfo (Arc de Triomf), en el extremo superior tenemos el Obelisco de Avenida Diagonal (antigua plaza del Cinco de Oros), y en el extremo inferior tenemos la Torre del Reloj (Torre del Rellotge). La línea recta vertical que sigue el camino de los diámetros de ambos círculos, corta éstos en los siguientes puntos desde abajo hacia arriba: Plaza de San Jaime (Plaça de Sant Jaume), Parroquia de Santa Ana, y el cruce de Paseo de Gracia con avenida Gran Vía. De esta manera la Parroquia de Santa Ana, nos quedará exactamente en el centro de esta Vesica Piscis.


Destacaremos estos 7 puntos por ser suficientemente importantes en la historia de Barcelona:

Plaza del Pedró (Plaça del Pedró): Plaza cuyo nombre se origina por un hito (o piedra grande) que señalaba el punto donde se dividían las calles del Carmen y la calle Hospital, que en antiguos tiempos eran los caminos que venían del río Llobregat y de la montaña de Montjuic. Es importante mencionar que justamente este lugar se señala como el lugar donde la co-patrona de Barcelona, la mártir Santa Eulalia fue crucificada. Y más aún, en este lugar se cree que se encontraba uno de los menhires, desaparecido a día de hoy, levantados por los primitivos habitantes de la ciudad pre-romana. Diremos también que aún permanece una antigua capilla de estilo románico en el lugar, la llamada capilla de San Lázaro. El monumento que se encuentra en el lugar es el más antiguo de Barcelona, se llama la Fuente de Santa Eulalia, aunque ha sufrido diversas restauraciones. En un principio la obra escultórica original se construyó en 1673 y representa, de alguna manera llamativa, un obelisco con la imagen de Santa Eulalia en la parte superior.
Plaza del Pedró (Plaça del Pedró) (Raval, Barcelona)
Imagen: Plaza del Pedró (Plaça del Pedró) (Raval, Barcelona)

Arco de Triunfo (Arc de Triomf): El Arco de Triunfo de Barcelona se construye como entrada principal para le Exposición Universal de 1888. Es interesante notar las esculturas de sus frisos, en los cuales se aprecian diversas alegorías a divinidades como Cibeles, Palas-Atenea, Hércules, Mercurio, etc… Este arco une el Paseo de San Juan, santo que es el patrono de la masonería, y el Paseo de Lluis Companys, en honor al que fuese Presidente de la Generalidad de Cataluña, y de comprobada pertenencia a la masonería.
Arco de Triunfo (Arc de Triomf) (Barcelona)
Imagen: Arco de Triunfo (Arc de Triomf) (Barcelona)

Torre del Reloj (Torre del Rellotge): Fue primeramente el faro del puerto de Barcelona, construido en 1772. Y es importante ya que fue uno de los lugares utilizados para obtener la unidad actual de medida conocida como ‘metro’ (cien centímetros), realizada por el científico francés Pierre François Méchain, imbuido por las ideas de universalidad de la Revolución Francesa.
Torre del Reloj (Torre del Rellotge) (Barcelona)
Imagen: Torre del Reloj (Torre del Rellotge) (Barcelona)

Plaza de San Jaime (Plaça de Sant Jaume): El punto central de la antigua Barcelona romana, donde se situaba el Templo de Augusto y actual punto central y político de Cataluña y de Barcelona. Punto de intersección entre la línea recta que parte desde la Torre del Reloj, y uno de los círculos de la Vesica Piscis.
Plaza de San Jaime (Plaça de Sant Jaume) (Barcelona)
Imagen: Plaza de San Jaime (Plaça de Sant Jaume) (Barcelona)

Parroquia de Santa Ana (Parroquia de Santa Anna): Pequeña parroquia que data del siglo XII, en su momento formo parte del Monasterio de Santa Ana, de los agustinos. Actualmente pertenece a la Orden de Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén, una de las órdenes de caballería más antiguas, incluso anterior a la Orden de los Templarios. Una leyenda cuenta que se construyó sobre un antiguo templo de reminiscencia celta dedicado a la diosa Dannán (Dana, Ana), cuyos adoradores irlandeses celtas fueron conocidos como Tuatha de Dannán.
Parroquia de Santa Ana (Parroquia de Santa Anna) (Barcelona)
Imagen: Parroquia de Santa Ana (Parroquia de Santa Anna) (Barcelona)

Gran Vía con Paseo de Gracia: Es uno de los cruces de vías más importantes de la ciudad, ya que la Gran Vía de las Cortes Catalanas es el principal eje horizontal de la ciudad de Barcelona, y el Paseo de Gracia es la principal avenida comercial . En este cruce se encuentra la Fuente Monumental, construida el año 1952.
Gran Via con Paseo de Gracia (Barcelona)
Imagen: Gran Via con Paseo de Gracia (Barcelona)

Obelisco de Avenida Diagonal: Inaugurado con Lluis Companys en persona, en 1936 como homenaje a Francesc Pi i Margall, quien fue Presidente de la República Española, y miembro de la masonería. Por diversas vicisitudes político-históricas, ha sufrido diversas remodelaciones, puestas y quites de estatuas, pero manteniendo el obelisco original. Mencionamos además que en un principio se encontraba en el centro de la plaza llamada anteriormente Cinco de Oros. Actualmente se encuentra en otro importante cruce de vías de Barcelona, la avenida Diagonal, y el Paseo de Gracia.
Obelisco de Avenida Diagonal (Barcelona)
Imagen: Obelisco de Avenida Diagonal (Barcelona)

Finalmente, muy cerca del centro de esta Vesica Piscis que se puede construir con estos puntos, centro que se corresponde con la Parroquia de Santa Ana, se encuentra la Plaza de Cataluña, que si la observamos desde la altura, tiene la forma de un búho, uno de los símbolos más significativos de algunas sociedades secretas, así mismo, podemos encontrar otros símbolos en la misma Plaza, como un pentágono, o un círculo con 8 rayos similar a la Rosa de los Vientos. El número 8 tiene una importante presencia en Barcelona (sobre todo en lo que hace referencia a las construcciones de la Orden del Temple), como veremos cuando hagamos mención al trazado octogonal del plan urbanístico realizado por Ildefons Cerdá.
Plaza Cataluña (Plaça de Catalunya) (Barcelona)
Imagen: Plaza de Cataluña (Plaça de Catalunya) (Barcelona)

Las fortificaciones de origen francés y el Parque de la Ciudadela

Para hablar de la construcción de fortificaciones en Barcelona, debemos nombrar al famoso ingeniero militar francés Sébastien Le Prestre de Vauban, y hacer mención de la influencia de las ideas racionalistas que la masonería había esparcido en Francia. Ya en su momento, estudiosos como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, o Alberto Durero habían estudiado el diseño de buenas defensas. Muchos de los ingenieros militares expertos en la construcción de fortificaciones que hoy podemos encontrar en varias ciudades de Europa, tuvieron estas influencias masónicas. Así mismo la tuvieron los diseñadores y constructores de la fortificación que existió donde actualmente está el Parque de la Ciudadela, de Barcelona.

Como nos describe la novela ‘Vae Victus’ de Albert Sánchez Piñol, el marqúes de Vauban, fue uno de los precedentes espirituales de la masonería elitista. Le llamaban “el gran arquitecto”, y señala que los masones en general siguen las ideas del orbe y la racionalidad del cosmos. No en vano, en la ciudad de Avallon (Francia), Frédéric-Auguste Bartholdi, reconocido escultor famoso, miembro de la masonería y cuya obra cumbre fue la Estatua de la Libertad de Nueva York, también realizó un monumento al ingeniero marqués y mariscal Vauban.

Una interesante pregunta nos hace Robert Ambelain, en su libro ‘El Secreto Masónico’ al respecto: “… ¿Se piensa acaso que el señor Sebastien Le Prestre, señor de Vauban, comisario general de fortificaciones en 1678, y mariscal de Francia en 1703, el hombre que cubrió Francia de trabajos diversos, militares, urbanos o portuarios, no tuvo que recurrir a las corporaciones de canteros y carpinteros?...”. El saber construir rápidamente y de manera segura un lugar de protección, un fortín, una trinchera, una fortificación, reviste un interés prioritario.

Inspirado por las ideas vaubianas, Jorge Próspero de Verboom construye la fortificación de la ‘Ciutadella’ de Barcelona en 1715, por orden de Felipe V para defender la ciudadela militar de un posible alzamiento, debido a la rendición al finalizar la Guerra de Sucesión Española. Verboom tuvo una relación profesional con Vauban. Como señala el autor Josep Maria Montaner en ‘La modernització de l'utillatge mental de l'arquitectura a Catalunya (Institut d'Estudis Catalans, 1990)’, el trazado de la Ciudadela obedece plenamente al modelo que Vauban generalizó en Francia a finales del siglo XVII: uso de formas poligonales regulares, definición de una muralla doble, colocación de baluartes en forma de estrella, así como la disposición del interior totalmente racional y ortogonal, de manera que predomina una gran plaza central en su centro.
Sebastien le Prestre de Vauban, y Prospero Verboom
Imagen: Sebastien le Prestre de Vauban, y Prospero Verboom

Fortificación en la Ciudadela antigua (Barcelona)
Imagen: Fortificación en la Ciudadela antigua (Barcelona)

Estrella flamígera
Imagen: Estrella flamígera

Cabe mencionar como si de una coincidencia se tratara, de la utilización de la forma pentagonal como prototipo para la construcción de estos fuertes, ya que sería una de las mejores formas defensivas que debiese de tener un fuerte para proteger una ciudadela., tal como lo dice el ‘Manual del Compañero’ de Aldo Lavagnini: “…la solidez del conjunto de esta figura geométrica la hizo también elegir más de una vez por los constructores de fortificaciones, pues su ángulos obtusos ofrecen más resistencia que los de una construcción cuadrada.”.

Curioso es porque se utiliza el pentágono, de 5 lados, y es este número 5 el que tiene su significancia esotérica también, además de representar a la diosa Venus de la que hablábamos anteriormente. Es bastante llamativo notar que donde anteriormente estaba este fuerte en la Ciudadela, actualmente hay un parque con una hermosa y gran cascada, mandada a construir por los hermanos Fontserè, en Barcelona, ambos hermanos masones, y que entre las muchas curiosidades de su emplazamiento, construcción y detalles, nos muestra un grupo escultórico principal que representa justamente el nacimiento de Venus.

Josep Fontserè i Mestre
Imagen: Josep Fontserè i Mestre

El Nacimiento de Venus, de Botticelli (Galería Uffizi, Florencia, Italia)
Imagen: El Nacimiento de Venus, de Botticelli (Galería Uffizi, Florencia, Italia)

Cascada del Parque de la Ciudadela (Barcelona)
Imagen: Cascada del Parque de la Ciudadela (Barcelona)


El desarrollo mistérico moderno del trazado urbano de Barcelona

Hay tres fechas que marcaron importantes cambios modernos en la ciudad, la primera fue 1888, donde la ciudad sería sede de la Exposición Universal, para lo cual se realizaron grandes modificaciones en toda el área que actualmente comprende lo que es el Parque de la Ciudadela, y en el que ya iniciado el derribo desde 1867 de toda la fortificación militar que existía en el lugar a excepción de algunos edificios que aún permanecen, para la creación de un gran parque con innumerable simbología secreta que podemos encontrar hasta nuestros días, como la que comentábamos en el texto anterior. Por otra parte se derriba la tercera muralla defensiva de Barcelona, y se abre la ciudad hacia lo que se conoce como el Ensanche, planificado por Ildefons Cerdá.

Ya desde la fundación de Barcelona por los romanos es recurrente la figura del octógono, la primera muralla romana ya tiene una forma octogonal, y posteriormente y con la gran influencia que tuvo la Orden del Temple (Templarios) en Barcelona, se construyen varias iglesias en las cuales encontramos torretas y campanarios de planta octogonal, así mismo cuando Ildefons Cerdá presenta su proyecto de Ensanche observamos que cada manzana de la cuadrícula tiene esta forma, por lo cual actualmente podemos ver los característicos ‘chaflanes’ en cada esquina de las calles del Ensanche barcelonés.

Basándonos en un estudio realizado por la académica Gabriela Benítez, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Cuernavaca (México), y con la autorización expresa de ella, podemos en este sitio web mencionar que existen curiosos paralelismos en el desarrollo del tramado urbano de la ciudad de Washington en Estados Unidos con el de Barcelona, ya que en ambos casos estuvieron involucrados ingenieros y urbanistas imbuidos de las mismas ideas nacidas en Francia, de la mano de una importante sociedad secreta como la Masonería.

Tal como en Barcelona el personaje clave fue Ildefons Cerdá (1859), en Washington (Estados Unidos) lo fue el arquitecto e ingeniero militar francés Pierre Charles L’Enfant (1791), quien se encargó de su diseño. Ambos personajes se vinculan a través de conceptos establecidos por la masonería en el siglo XIX.

Se observa en ambos diseños un símil geométrico respecto de los ejes de trazo, un eje longitudinal que es intersectado por diagonales proyectadas con una especial sentencia, lo que señala un conocimiento del número de oro (1,618), la sección aurea, y la figura regular del polígono de 5 lados. Además de lo anterior, aparecen desviaciones secundarias en la dirección de avenidas, las que indican la presencia de polígonos regulares o de la figura del triángulo equilátero. Los anteriores elementos geométricos utilizados en un determinado contexto histórico y social, señalan la influencia de conceptos propios de la masonería, influenciada a su vez por la Revolución Industrial (1758), y la posterior Revolución Francesa (1789), en aquella época.

Respetando en cierto sentido el trazado antiguo de ambas ciudades (también basado en conceptos de ciertas creencias religiosas, y haciendo uso de los mismos elementos de geometría y matemáticas) se diseña su futura traza, y se observa que algunos elementos de ambas ciudades incluyen ciertos criterios sociales y simbólicos, unidos a la personalidad y al carácter del diseñador, además de algunos principios masónicos. No se tiene prueba fehaciente hasta la fecha de que Ildefons Cerdá haya sido masón, aunque su hija Clotilde lo confirmase, siendo ella misma miembro de la masonería, pero tanto sus conocimientos así como la lectura que se puede realizar sobre su diseño del Ensanche de Barcelona, admiten esa posibilidad.

Se puede estudiar profundamente el diseño de Washington accediendo a información en la red, pero el propósito de este sitio web es ahondar en la de la ciudad de Barcelona. En el diseño de Barcelona, del también ingeniero militar Ildefons Cerdá, aparecen líneas diagonales, ejes rectores a partir de la ciudad antigua, límites y bordes señalados por plazas y parámetros ligeramente desfasados respecto a su eje. En una vista aérea se puede concluir la aparición de triángulos equiláteros en la ciudad antigua, y del dominio del hexágono, y ligados por un eje aparece además el heptágono. Todo lo anterior arropado por una retícula ortogonal girada en el sentido del eje rector de los polígonos. Para detectar los centros específicos que unen avenidas y ejes, el diseño de Barcelona lo aplica a través de plazas o manzanas unidas, y con ello define hitos referenciales, límites y bordes. Así mismo como en Washington, también se detecta en Barcelona preponderantemente un polígono de 7 lados, y un octógono. Dichos polígonos están sujetos a un eje específico, que en Barcelona se encuentra orientado en dirección NorEste-SurOeste (NE-SW), aproximadamente.

En Barcelona resaltan las figuras hexagonales y triangulares relacionadas con el área de la ciudad medieval. En ambas ciudades es posible aplicar las definiciones simbólicas de la masonería, ya que además de las figuras geométricas por sí mismas, el contenido físico que ostentan algunas de ellas admite esa probabilidad (por ejemplo: Obelisco del Paseo de Gracia, torres Arts-Mapfre, Sagrada Familia, etc…).

Del castrum romano al burgo medieval, a la Ciudadela, al establecimiento militar de la Barceloneta, al ensanche de Cerdá, los tejidos se han conservado sin deterioro evidente y perfectamente reconocibles, y cada parte mantiene una cierta especialización histórica.

La segunda fecha importante fue en 1929, cuando Barcelona fue la sede de la Exposición Internacional en donde se continuó urbanizando otro de los puntos importantes como Plaza España y el Montjuic. Así como la tercera y última fecha, de las importantes, que ha marcado hasta el momento un gran cambio en el urbanismo de Barcelona, es el año 1992, cuando las Olimpiadas tienen su sede en la ciudad, y se construye el Puerto Olímpico, con las dos torres Arts y Mapfre, que simbolizarían las columnas de Hércules, o las dos columnas de la masonería, y en donde también encontramos la escultura de un cubo, una pirámide y una esfera.

Como epílogo, comentar que a través de las épocas, y de alguna misteriosa manera, la Naturaleza provoca que Barcelona continúe desarrollándose de la mano de una fuerza invisible (quizás un inconsciente colectivo conectado a nuestras mentes), y otras de la mano de algunas sociedades secretas que co-ayudan a que el desarrollo urbano y la construcción de monumentos, templos, edificios, siga un orden específico, un plan determinado que se corresponde en su gran mayoría con ciudades sagradas.


Fuentes:

Benítez Fuentes, Gabriela, “Alterar y trastocar el Espacio” en Revista Inventio, la génesis de la cultura universitaria en Morelos, N° 5, 2007, Pp. 99-107, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Cuernavaca.

Universidad Nacional de Ingeniería (UNI, Perú), Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes - ‘Práctica Nº 4’ (UNI-FAUA)

La Ilustración española y americana. Año XXII. Núm. 15. Madrid, 22 de abril de 1878

Andrés Avelino Pi y Arimon – ‘Barcelona Antigua y Moderna - Tomo L’

Rubén Stehberg, Gonzalo Sotomayor (Boletín del Museo Nacional de Historia Natural, Chile 61: 85-149 (2012)) – ‘Mapocho Incaico’

Mireia Valls – ‘La Barcelona Subterránea’

Josep Maria Montaner - ‘La modernització de l'utillatge mental de l'arquitectura a Catalunya (Institut d'Estudis Catalans, 1990)’

Aldo Lavagnini - ‘Manuel del Compañero’

Robert Amelain – ‘El Secreto Masónico’

Alberto Sánchez Piñol - ‘Vae Victus’